El Dialogue que propone Ramón Guimaraes tiene como punto de partida, en función de su estructura visual y espacial, el juego perceptivo sobre las posiciones del emisor-receptor. Fiel a la permanente voluntad del artista por dislocar las coordenadas geográficas de lo humano y lo moral y por hacer de sus representaciones un potencial juego de proyección psicológica del espectador, la primera impresión a la que nos lleva es el equívoco sobre los participantes en esta presunta conversación: ¿Hablan entre sí? ¿Hablan directamente al visitante? ¿Hablan a algún tercero imperceptible o desconocido? Más allá y adentrándonos en el contenido, el diálogo propuesto resulta más bien un juego de monólogos intercalados, en los que el vacío silencioso actúa como retroalimentación para detonar un nuevo mensaje desde el emisor, haciendo de la conversación una suerte de estructura cíclica del yo con el sí mismo que pasa, simbólica, táctica y proyectivamente, por el receptor.
Como es habitual en el artista, una estética heredada del fetichismo BDSM y una alusión directa a las experiencias furtivas y su rastro en la memoria y a lo explícitamente gay, abren paso para retratar, más allá de instancias subculturales concretas, estigmas y paradigmas de lo psico-sexual en su más amplia acepción. Al fin y al cabo y aludiendo a un recurrente tema para Guimaraes, Dialogue constituye en el fondo una metáfora sobre el amor y el desamor, las inter-dependencias y desencuentros de la condición y las relaciones humanas, donde las expectativas y frustraciones, la ansiedad y la parálisis y los vacíos verbales y temporales, dejan al descubierto las posiciones de poder desde las cuales, tristemente, construimos nuestras experiencias de afecto e interacción. Una vez más, Guimaraes propone un juego de espejos y reflejos que opera como retrato plausible de la soledad y el egoísmo entre los cuales se debate nuestro lugar en el mundo contemporáneo; un lugar arraigado al desapego y la desafección, probablemente las únicas certezas emocionales a las cuales podemos aferrarnos en nuestra lucha por el sosiego y la estabilidad.

Alex Brahim (Comisario Independiente)

Vídeo DIALOGUE
  password: “ramon”  
2007, DVD loop 10′
Sistema TV PAL Master Mini DV
Color
Vídeo instalación doble canal
Sonido estéreo